Todo comenzó en 1885

Bodegas Cerdá, negocio familiar situado en la localidad de Hondón de las Nieves, fundada en 1885 por la 1 generación José Cerdá Pérez.
Los orígenes fueron difíciles y duros, pero gracias a su esfuerzo, sacrificio, orgullo y entrega por el vino, se forjó lo que es a día de hoy una de las bodegas más reconocidas en la Comunidad Valenciana.

José Cerdá Pérez

2ª Generación

José Cerdá Poveda fue la 2ª generación, la cual siguió con mucha dedicación y afán la tradición del negocio en los años 30, 40, 50 y 60, aportando a la empresa unas bases fundamentales y unos principios, los cuales se los transmitió a su hijo y 3ª generación José Francisco Cerdá Poveda, el cual desde muy joven ya conocía lo que era estar al frente del negocio familiar, ya que alternaba estudios con trabajo.

consolidación bodega

Consolidación de la bodega

José Francisco Cerdá Poveda, fue la persona que terminó de asentar el negocio en los años 70, 80, 90 y en el nuevo milenio y quién hizo un nombre en una competencia temible, en una sociedad con muy pocos apoyos y en una localidad y alrededores dónde se frecuentaban más de 70 bodegas.

De cara al futuro

Estos hechos, méritos y valores ha sabido trasladarlo durante años a sus hijos y 4ª generación, José francisco Cerdá Cremades y Carolina Cerdá Cremades, los cuales regentan el negocio a día de hoy, conservando la tradición de sus antepasados con técnicas avanzadas y gusto actual por el vino.

La pasión por el vino no ha parado de aumentar desde la 1ª hasta la 4ª generación, la base y el éxito está en la educación, la cordialidad, la humildad y la constancia.